El presidente del Gobierno se ha comprometido a subir el salario mínimo un 36% en dos años, tal y como pidió en la oposición

Que ningún trabajador cobre menos de 1.000 al mes. Ese era el objetivo del documento firmado por los sindicatos y las organizaciones empresariales a principios de mes.

El pacto se llamó cuarto Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) y defendía una subida del salario mínimo en convenio a 1.000 euros en 14 pagas para 2020, tal y como explicó El HuffPost. Ningún trabajador que estuviera acogido a un convenio colectivo podría cobrar por debajo de esa cantidad a partir de ese año.

Esa medida incluida en el pacto tenía impacto limitado. Únicamente afectaba a unos dos millones de trabajadores que cobraban menos de esa cantidad, según los cálculos del sindicato CCOO. Los más beneficiados eran los empleados de sectores como el comercio y la hostelería.

Sin embargo, el pacto salarial firmado por sindicatos y patronal no beneficiaría a todos los ciudadanos, ya que una gran parte de los trabajadores no están protegidos por ningún convenio. En España hay más de 4.000 convenios que protegen a cerca de diez millones de asalariados. Es decir, aproximadamente a la mitad de los 19 millones de trabajadores que hay en España.

Debido a ello, el Gobierno quiere ir más allá. Pedro Sánchez tiene intención de elevar el salario mínimo interprofesional hasta los 1.000 euros mensuales en 2020, según adelantó El Confidencial y ha confirmado el propio Sánchez en una entrevista publicada este lunes en Eldiario.es. Los socialistas ya reivindicaron esta subida cuando estaban en la oposición.

El salario mínimo interprofesional está situado en 736 euros mensuales en 14 pagas en la actualidad. El anuncio de Sánchez supone un incremento del 36% en dos años, es decir, un aumento de 264 euros.

Hay unos 534.000 trabajadores que cobran el salario mínimo en España, que se verán beneficiadas directamente de este incremento. Representan aproximadamente al 3% de los trabajadores.

El anterior Gobierno de Mariano Rajoy pactó con los agentes sociales una subida progresiva del salario mínimo hasta los 850 euros en 2020. El incremento se dividiría en tres etapas: un 4% en 2018 (736 euros), un 5% en 2019 (773 euros) y un 10% en 2020 (850 euros). Ahora este acuerdo quedaría en papel mojado.

“No solamente me comprometo, sino que además los propios sindicatos y empresarios han firmado este acuerdo que nosotros respaldamos. España crece, pero no redistribuye ese crecimiento. Ahora mismo el reparto de la renta entre los trabajadores y los beneficios empresariales está absolutamente desequilibrado. Creo que hay que recuperar ese equilibrio y para hacerlo es fundamental recuperar el poder de la negociación colectiva”, ha asegurado Sánchez en la entrevista.