La Ministra de Empleo Fátima Báñez explicó en el Congreso de los Diputados la medida, que afectará a menores de 30 años

Los jóvenes desempleados sin formación tendrán una ayuda directa de 430 euros al mes y las empresas que los contraten una bonificación de hasta 400 euros. Éstas son dos de las medidas que el Gobierno quiere sacar adelante para luchar contra el elevado desempleo juvenil, ya que aunque ha caído 15 puntos porcentuales sigue estando por encima del 41 %.

Así lo explicó la ministra de Empleo, Fátima Báñez, en la última sesión de control del Congreso de los Diputados celebrada esta semana, después de anunciarlo a mediados de junio desde Luxemburgo.

Pero en esta ocasión Báñez avanzó un poco más en explicar las propuestas anunciando que sería una bonificación «potente» que durará tres años y de la que se podrán beneficiar aquellas empresas que, tras ese contrato de formación de 18 meses, incorporen a su plantilla de manera indefinida a los jóvenes que han recibido esta ayuda complementaria.

El objetivo de esta medida, en palabras de la ministra, es que los jóvenes desempleados consigan un trabajo «estable y de calidad». Sin embargo no pudo dar más datos ya que se está negociando en el marco de la mesa de diálogo social y con las autonomías, por lo que no hay nada cerrado. Eso sí, especificó la propuesta del Gobierno, una bonificación mejorada respecto a la actual en las cuotas empresariales a la Seguridad Social de 250 euros al mes durante tres años, por lo que ascendería a 3.000 euros anuales. Se trata de una ayuda adicional que procede de la Garantía Juvenil y que por tanto se sumaría a la subvención ya existente, que a día de hoy es de 1.500 euros al año para los que contraten como indefinidos a jóvenes varones y de 1.800 más si son mujeres.

De esta forma, para aquellos que empleen a chicas, la ayuda ascendería a 400 euros al mes.

Ayudas también para los autónomos.

Además de las empresas, se podrán beneficiar de este incentivo los trabajadores autónomos societarios que conviertan en estables esos contratos de formación una vez que hayan finalizado, bien tras el primer año o después de la prórroga hasta los 18 meses. También será de aplicación para los socios empleados de las cooperativas de trabajo asociado y sociedades laborales, así como para las empresas de inserción que contraten personal en situación de exclusión social.

Por otra parte, y tras la controversia generada por ese complemento de 430 euros a los ninis, Báñez volvió a recalcar que no se trata de un ayuda salarial, sino de una «ayuda directa a la formación» y, por tanto, «se sumará al sueldo que les corresponda por convenio».

Así, como mínimo, estos jóvenes recibirán 1.138 euros al mes repartidos en 14 pagas, puesto que el salario mínimo se sitúa en el 2017 en los 707 euros mensuales. De esta ayuda se podrán beneficiar los jóvenes de entre 16 y 30 años que ni estudian ni trabajan y que están inscritos en el Programa de Garantía Juvenil.

Para solicitar cualquier información relativa a las ayudas y subvenciones existentes (o en trámite) para la contratación de empleados, puedes dirigirte a nuestro despacho donde nuestros expertos en materia fiscal y laboral te podrá asesorar. También puedes dirigirte a nosotros a través del formulario de contacto, y te llamaremos.