Según los datos ofrecidos por el SEFCARM, 88.200 menores de 30 años desempeñan un puesto de trabajo actualmente, la cifra más alta desde el tercer trimestre de 2012

El número de jóvenes con empleo ha alcanzado su máximo de los últimos seis años en la Región de Murcia, tal y como ponen de manifiesto los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística. Así, los menores de 30 años con un empleo son actualmente 88.200, una cifra que no era tan elevada desde los 91.100 que se registraban a la conclusión del tercer trimestre del año 2012.

En ese periodo de seis años se llegó a un ‘suelo’ de 71.200 jóvenes ocupados al cierre del primer trimestre de 2013, lo que representa la cifra más baja de la serie histórica. Sin embargo, desde entonces se experimenta una recuperación de 17.000 puestos de trabajo para este colectivo, es decir, un 23,87 por ciento de incremento.

El dato actual de ocupados menores de 30 años se apoya de manera significativa en la intensa creación de empleo experimentada en el segundo trimestre del presente año. Así, entre los meses de abril, mayo y junio se han ganado un total de 6.400 puestos de trabajo para este colectivo. Se trata de un incremento del 7,82 por ciento de los ocupados que prácticamente dobló la subida de trabajadores en el conjunto de la población durante ese trimestre (3,98 por ciento).

Por lo que respecta a la comparativa con el conjunto del país, los datos de generación de empleo juvenil en la Región de Murcia son superiores a los de la media nacional, tanto en el último trimestre (7,82 por ciento de subida en la Región, frente al 4,93 por ciento en España) como en los últimos doce meses (7,96 por ciento de aumento en la Región, por encima del 5,06 por ciento de incremento en España).

Para el consejero de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, Javier Celdrán, “aún queda mucho trabajo por hacer para que los jóvenes consigan unos niveles de empleo óptimos, pero los datos revelan una senda muy positiva y una progresiva incorporación de este colectivo al mercado laboral. Además, un hecho muy relevante es que los contratos que firman son cada vez de mayor calidad”.

En este sentido, la cifra de contratos indefinidos a jóvenes desde enero hasta agosto se ha incrementado un 28,77 por ciento con respecto al mismo periodo del año pasado. En concreto, a estas alturas de 2017 se habían firmado 13.254 contratos fijos a jóvenes, mientras que en el presente año ya son 17.067.

Además, la tasa de paro de los menores de 30 años en la Región también refleja esa evolución positiva, y se sitúa tras el segundo trimestre en el 30,58 por ciento, 1,09 puntos por debajo del dato que se registraba doce meses atrás. Desde el primer trimestre de 2013, la tasa de paro de los menores de 30 años ha caído un total de 18,55 puntos, ya que la proporción de desempleados en este colectivo llegaba entonces al 49,13 por ciento.

Medidas contra el paro juvenil

La Consejería de Empresa, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, a través del SEF, estimula la inserción laboral de personas de este colectivo, por ejemplo, con su participación en distintos programas de empleo que les permiten recibir una remuneración mientras se forman y desarrollan trabajos de interés social.

La Consejería también facilita distintas ayudas para dinamizar el empleo joven, como la subvención de entre 3.000 y 6.000 euros a empresas que hagan un contrato indefinido a jóvenes parados menores de 30 años. Además, se incentiva con hasta 7.000 euros la incorporación indefinida de jóvenes que están desarrollando prácticas no laborales.

Entre las ayudas también se encuentran la subvención de los contratos formativos en prácticas a tiempo completo que se realicen a menores de 30 años sin empleo (entre 1.500 y 5.000 euros), y las conversiones de contratos temporales formativos en indefinidos (3.000 euros si son contratados a tiempo parcial, 6.000 si son contratados a tiempo completo).