El Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, entra en vigor este viernes 13 de noviembre,

El texto aprobado pretende integrar en una sola norma, la Ley del Estatuto de los Trabajadores de 1995, y todas las disposiciones legales relacionadas que se enumeran en el artículo Uno.d) de la citada ley, así como las normas con rango de ley que las hubieren modificado.
Se reproduce básicamente el contenido del anterior Estatuto, con una serie de adaptaciones:
1.- Se incorporan a las relaciones laborales especiales, esta vez de forma nominal, tres colectivos : los menores sometidos a medidas de internamiento para cumplir su responsabilidad penal, la residencia para la formación de especialistas en Ciencias de la Salud y los abogados que prestan servicios en despachos de abogados, individuales o colectivos. (art. 2)

2.- Se incluye la obligación de la empresa de comunicar a la oficina de empleo los contratos celebrados y sus prórrogas del anterior art. 16.1 al actual art. 8, dedicado a la forma del contrato, además de añadir el sometimiento a la normativa de protección de datos, del tratamiento de la información facilitada en la copia básica del contrato. (art. 8)

3.-En cuanto a los contratos en prácticas, se adapta la articulación del sistema de clasificación profesional mediante grupos profesionales dada por la reforma laboral, de forma que con la nueva norma los convenios colectivos sectoriales podrán determinar los puestos de trabajo o grupos profesionales objeto de este contrato. (art. 11.1 a)

4.-Respecto a la suspensión con reserva de puesto de trabajo, desaparecen las menciones anacrónicas relativas a la prestación del servicio militar y de la prestación social sustitutoria.

El resto de normas que se incorporan al nuevo Estatuto de los Trabajadores, lo hacen principalmente a través de sus disposiciones transitorias, conforme a la siguiente relación:

– Se mantiene la aplicación de la normativa anterior a aquellos contratos celebrados antes del 13 de noviembre de 2015. (D.T. 1ª)

– Se reproduce invariable la normativa anterior, que correlativamente se deroga, respecto a: (D.T. 2ª y D.T. 4ª a 12ª)

* Contratos para la formación y el aprendizaje

* Limitación del encadenamiento de modalidades contractuales

* Duración máxima del contrato por obra o servicio determinados

* Horas complementarias

* Duración del permiso de paternidad hasta la entrada en vigor de la Ley 9/2009, de 6 de octubre

* Indemnización por finalización de contrato temporal

* Cláusulas de los convenios colectivos referidas al cumplimiento de la edad ordinaria de jubilación

* Expedientes de regulación de empleo que estuvieran en tramitación a 12 de febrero de 2012

* Indemnizaciones por despido improcedente de los contratos formalizados antes del 12 de febrero de 2012

* Reclamación al Estado de salarios de tramitación en los que no hubiera recaído sentencia firme de despido el 15 de julio de 2012.

– Se remite a las edades de jubilación establecidas en la Ley General de la Seguridad Social en cuanto a los contratos a tiempo parcial por jubilación parcial y de relevo. (D.T. 3ª).

Para cualquier aclaración sobre la nueva normativa relativa al Estatuto de los Trabajadores, puede solicitar información a través de nuestra web. Rellene el formulario y nos pondremos en contacto con usted.