El nuevo programa para la tramitación de la declaración del IRPF puesto a disposición de los ciudadanos por la Agencia Tributaria, denominado “Renta web”, a pesar de ser más sencillo en su funcionamiento, tiene una parte negativa que puede perjudicar mucho al contribuyente, ya que Hacienda no contempla muchas deducciones a las que tienes derecho y obliga a incluirlas manualmente si no se quiere pagar de más.
Aquí le damos un repaso a esas deducciones a las que quizás tengas derecho, pero que Hacienda puede no haber tenido en cuenta.

  • Compra de vivienda habitual. Si has comprado tu vivienda habitual antes del 1 de Enero de 2013, tienes derecho a aplicar la correspondiente deducción estatal.
  • Alquiler de vivienda habitual. Puedes deducirte un 10,05% de las cantidades satisfechas, siempre que tu base imponible sea inferiro a 24.000 euros y el contrato se firmara antes de 2015
  • Donativos. Puedes deducirte entre un 10% y un 30% de tus aportaciones benéficas, dependiendo del tipo de donativo. Aquí se incluyen también a partidos políticos.
  • Madres trabajadoras. Las madres trabajadoras de hijos menores de 3 años pueden desgravar hasta 1200 euros. Se trata de un impuesto negativo, que también se puede cobrar anticipadamente.
  • Familias monoparentales y numerosas: Es una de las principales novedades de este año. Funciona de manera similar a la deducción por madres trabajadoras aunque hay una serie de requisitos.
  • Protección del Patrimonio Histórico Español y el Patrimonio Mundial. Podrás deducir un 15% de este tipo de inversiones aunque la deducción en sí no podrá superar el 10% de la base liquidable.
  • Planes de pensiones. Dependiendo de tu edad, podrás reducir las aportaciones que hagas a tu plan de pensiones. Podrá ser de hasta un máximo de 8.000 euros o el 30% de tus ingresos si eres menor de 50 años, o el 50% para los mayores.
  • Inversión empresas de nueva creación e inicio de una actividad por cuenta propia
  • Pensiones compensatorias y anualidades por alimentos. Siempre que hayan sido decretadas por un juez, son desgravables, así como si se trata de pensiones compensatorias amistosas.
  • Cuotas satisfechas a sindicatos profesionales: Reducen la base imponible.
  • Cantidades percibidas en el ejercicio pero que se han generado en dos o más años (indemnizaciones laborales, seguros de vida, etc), también son deducibles.
  • Nacimiento en 2015 de hijos. Cambia el mínimo personal e incluso puede contemplarse una deducción.

Confirmar el borrador que nos envía Hacienda, por las prisas en recibir la devolución en su caso, puede hacernos perder mucho dinero. Nuestros expertos en materia fiscal te asesorarán y te informarán sobre las deducciones a las que tienes derecho. Contacta con nosotros.