El hecho de que la mayoría de afectados son personas mayores, que han tenido muchas dificultades para conocer la legislación tributaria por haber residido mucho tiempo en el extranjero, ha llevado al Ministerio de Hacienda “invitar” la los contribuyentes a hacerla sin recargo ni sanción,  mediante una la presentación e ingreso (en su caso) de una autoliquidación complementaria por cada uno de los periodos impositivos no prescritos, incorporando la totalidad de pensiones recibidas de otros paises sujetos a liquidación y que no se hubieran declarado con anterioridad.

Información completa para su descarga aquí