En este artículo te explicamos los requisitos que deben cumplir las profesionales autónomas que sean madres para acceder a la prestación por maternidad.

Toda trabajadora por cuenta ajena sabe que si tiene un hijo trabajando estará de baja de maternidad y cobrará una prestación. Las trabajadoras por cuenta propia (autónomas) también pueden hacerlo y además tienen algunas particularidades y requisitos que cumplir.

Requisitos para pedir la prestación

Para poder pedir la prestación por maternidad, una vez iniciada la baja, se tienen que cumplir los requisitos generales:

  • Ser trabajador por cuenta propia. Se puede disfrutar dando igual el sexo en algunas situaciones.
  • Estar afiliado a la Seguridad Social y en situación de alta (o asimilada al alta)
  • Tener cotizado:
    Si se tiene menos de 21 años: no es necesario tener cotizaciones previas
    Si se tiene entre 21 y 26 años:

90 días en los 7 años anteriores
180 días en toda la vida laboral

Si se tiene más de 26 años

180 días en los 7 años anteriores
360 días en toda la vida laboral

En el caso de no cumplir este requisito, existe la posibilidad de percibir la prestación de maternidad no contributiva, también llamada “subsidio por maternidad”. La prestación dura 42 días naturales, desde el parto, aunque en algunos casos se pueden aumentar 14 días naturales más (partos múltiples, familias numerosas o monoparentales, discapacidades).

Se recibe una ayuda de 17,75 euros/día (100% IPREM), salvo que la base por la que se cotiza sea inferior, que entonces se utilizará esa base. Esta prestación también tiene que solicitarse ante el INSS.

  • Estar al corriente de pago de las cuotas de la Seguridad Social. Si no, hay un plazo de 30 días para estarlo.

Cuando hablamos de ser madre, no solo está protegida la maternidad biológica, sino todo embarazo que supere los 180 días de vida del feto, y también cuando se adopta o acoge a menores de 6 años o mayores de 6 pero menores de 18 con alguna discapacidad o unas circunstancias especiales.

Particularidades para las autónomas

Las trabajadoras autónomas tienen una serie de particularidades a la hora de cobrar esta prestación:

Maternidad a tiempo parcial: se puede reducir la actividad al 50% y cobrar el 50% de la prestación. Se tendrá que informar al INSS de la voluntad de realizar este disfrute a tiempo parcial, y solo podrá cambiarse por motivos de salud o del hijo recién nacido.

Documentación adicional: en algunas ocasiones se solicita la presentación de una Declaración de situación de la actividad, en la que se indica quien se encarga del negocio y si se cesa temporalmente o definitivamente en la actividad.

Autónomas víctimas de violencia de género: si cesan de la actividad para llevar a cabo su protección como víctimas, no tendrán que cotizar durante 6 meses, periodo que se considera de cotización efectiva a la hora de pedir la prestación. Y como base reguladora se hará un promedio de los últimos 6 meses cotizados realmente.

Prestación por cese de actividad y maternidad:

Si cuando el cese de actividad se hace estando de baja por maternidad, se sigue recibiendo la maternidad. Una vez acabada esta empieza el plazo de 15 días para pedir laprestación por cese de actividad (el llamado “paro de los autónomos2).

Si cuando se recibe la prestación por cese de actividad se empieza la baja por maternidad, se suspenderá la prestación por cese, y se pasará a recibir la prestación por maternidad. Al cavar esta, se reanudará la prestación por cese.

Bonificación de las cuotas de los trabajadores contratados como sustitutos: cuando se contrata a un trabajador para que sustituya a la autónoma, hay bonificaciones del 100% de las cuotas empresariales de la Seguridad Social de los trabajadores interinos contratados para la sustitución de la autónoma de baja por maternidad, y bonificaciones del 1005 de la cuota como autónomo, mientras que coincida la interinidad.

Reanudación de la prestación por desempleo después de cerrar el negocio y maternidad: si se suspendió la prestación por desempleo para empezar una actividad como autónoma, y se cesa la actividad estando de baja por maternidad, se podrá reanudar la prestación por desempleo una vez que se ha acabado la maternidad, siempre que el cese haya sido dentro del plazo establecido.

La trabajadora autónoma puede ceder la baja al padre (trabajador en activo) hasta un máximo de 10 semanas de la baja, pero necesariamente las seis primeras semanas las disfrutará la madre tras el parto. Cuando se trata de adopción, todas las semanas se pueden repartir libremente.

Cuantía y duración de la prestación

La prestación a la que pueden acceder las madres autónomas tiene un máximo de 16 semanas seguidas, que se empieza a contar desde el día en el que la trabajadora coja la baja o, en su defecto, desde el día del parto. Para poder optar a la ayuda, es necesario que lo notifique en un plazo máximo de 15 días desde que se produzca el nacimiento del bebé o desde que su médico le de la baja. Las seis primeras semanas son obligadas para la madre, pero las 10 siguientes pueden transferirse al padre, si así se desea. También es posible solicitar un descanso por maternidad a tiempo parcial, en cuyo caso la prestación recibida se reducirá en el mismo porcentaje.

La cantidad que recibe la trabajadora autónoma madre es en torno a los 850 euros, en el caso de cotizar por la mínima, es decir, en la mayoría de los casos. También pueden solicitar la bonificación íntegra de la cuota durante un año, por contingencias comunes.
Padres autónomos

Los trabajadores por cuenta propia que sean padres podrán solicitar un descanso de 13 días seguidos, a contar a partir del nacimiento del niño. Este periodo se puede ampliar dos días por hijo, desde el segundo y 20 días en el caso de familia numerosa (a partir de tres hijos). En estos casos e puede solicitar el 100% de la base reguladora, siempre y cuando se hayan cotizado 180 días en los últimos siete años, y 360 días en su vida laboral.

Además de todas estas, la prestación por maternidad puede haber circunstancias personales que modifiquen el régimen aplicable.

Si eres autónoma y quieres conocerlas, ponte en contacto con nuestros expertos en materia laboral que te informarán lo que más te interesa.