Podrán incorporarse como técnicos a equipos de investigación

 La ayuda será de 12.600 euros por año de contrato

Un total de 80 jóvenes desempleados con titulación de Formación Profesional de grado superior realizarán prácticas durante un periodo de hasta dos años en tareas de I+D+i, gracias a las subvenciones de un millón de euros convocadas en el BORM por la consejería de Empleo y Empresa. El plazo para solicitar estas ayudas finaliza el 22 de junio y podrán ser beneficiarios universidades, entidades públicas de investigación e innovación, centros tecnológicos, entidades sin fines de lucro o pequeñas y medianas empresas.

Los jóvenes participarán en proyectos concretos de I+D+i que pondrán en valor su potencial, con una duración de entre uno y dos años. Durante ese periodo recibirán, como mínimo, una remuneración de 900 euros mensuales con 14 pagas. Sin embargo, la entidad contratante puede incrementar esa dotación.

La ayuda concreta a cada entidad será de 12.600 euros por año de contrato de formación en prácticas que ofrezcan, y en la mayoría de casos esta oportunidad supondrá el primer contacto con el mercado laboral de los jóvenes. Estos deberán haber obtenido su título de FP superior en los últimos cinco años.

Para poder acceder a estas ayudas se deberá presentar ante la Dirección General un proyecto de I+D+i y detallar las tareas del contratado, que deberá estar registrado como desempleado. Algunos ejemplos de proyectos de anteriores convocatorias son el desarrollo de nuevos vinos en bodegas de la Región, el diseño de nuevo software de gestión de la Universidad Politécnica de Cartagena, o un programa de eficiencia energética y monitorización del consumo eléctrico.

El consejero Javier Celdrán, destacó que esta medida “resulta muy interesante tanto para los jóvenes recién titulados que buscan su primera oportunidad laboral formando parte de un equipo de investigación como para las empresas o instituciones que pueden solicitarlas, porque incorporan talento joven para completar su equipo y contribuir a su formación”.

“Uno de los objetivos principales de esta iniciativa es fomentar la I+D+i en las empresas y entidades de la Región, e integrar progresivamente a más y más jóvenes en esos proyectos, que son los que mayor valor añadido generan”, afirmó el consejero.