La Agencia Tributaria vigila las transacciones de dinero dependiendo de la operación que se realice.

Los propios titulares y el banco son los únicos que tienen constancia sobre las transacciones que se realizan en una cuenta bancaria. Sin embargo, hay ciertos movimientos de los que Hacienda está pendiente para evitar cualquier fraude fiscal. Para ello, el banco informa sobre ello.

Para saber qué movimientos son en los que se pide justificación, hay que ver si es una operación con dinero en efectivo o si es con dinero virtual.

En el primer tipo, Hacienda pide información sobre aquellas transacciones que superen los 10.000 euros fuera de España y de los 100.000 euros dentro del país. Por otro lado, la Agencia Tributaria y el Banco de España también controlan la retirada o el ingreso de billetes de 500 euros.

Si por el contrario, se usa dinero virtual, Hacienda controla aquellos que movimientos que superen los 10.000 euros y los pagos o cobros desde 3.000 euros. Además, también se solicita a los bancos la información sobre cualquier movimiento para aquellos que hayan adquirido un préstamo o un crédito superior a 6.000 euros.

Normalmente, Hacienda no pide información al cliente, siempre que no detecte una anomalía, trata de obtener información bancaria y de hacer un seguimiento.

Fuente: Antena 3