Entrevista concedida al diario La Opinión de Murcia por el presidente del Colegio de Graduados Sociales de la Región de Murcia, D. José Ruiz.

“El coronavirus ha supuesto un antes y un después, tanto en las relaciones con la Administración, como con los clientes” afirma José Ruiz, presidente del Colegio.

Fuente: La Opinión

«Sin duda, este tiempo que nos ha tocado vivir a los graduados sociales en relación con la actividad que realizamos en pro de empresas y trabajadores, ha supuesto un antes y un después, tanto en las relaciones con la Administración, como con los clientes. Nos hemos enfrentado, sin conocer lo que se nos venía encima, a un virus maligno que ha atacado a toda la sociedad y que, por la amarga experiencia de otras naciones, jamás hubiésemos pensado que nos llegaría a nosotros con la virulencia que ha demostrado el COVID-19», afirma José Ruiz, presidente del Colegio Profesional de Graduados Sociales de la Región de Murcia.

¿Estaban realmente preparados los despachos de los graduados sociales para atender esta crisis sanitaria?

La respuesta debe ser afirmativa. Hemos sido capaces de superar cada problema que se nos ha planteando. Y no han sido pocos. Además, hemos afrontado las dificultades sobrevenidas y encontradas en el camino.

Esto es debido a la altísima cualificación de todos y cada uno de los profesionales que componen el colectivo de graduados sociales. Han sabido estar en primera línea de batalla para minimizar las terribles consecuencias que, tanto para las empresas como para los trabajadores, supone la adopción de una medida excepcional como son los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

Han sido semanas de trabajo duras, pero en las que hemos contado con la colaboración y apoyo inestimable de las administraciones. En especial, queremos reconocer el esfuerzo de la Dirección Provincial del Servicio Público de Empleo Estatal, y la Tesorería General de la Seguridad Social, que han colaborado estrechamente y a diario con nuestro Colegio profesional para que las prestaciones de los trabajadores afectados por los ERTES hayan podido ser tramitadas.

Nos consta que cientos de funcionarios de las administraciones han trabajado sin descanso y siguen haciéndolo ya que su prioridad es que las personas afectadas puedan cobrar sus prestaciones el próximo mes, siendo un trabajo titánico el procesar los cientos de miles de solicitudes recibidas en estos días.

¿Cuál es la segunda fase?

Pasada esta primera etapa, aún no terminada, nos encontramos con otro reto profesional: la defensa de los legítimos intereses de empresas y trabajadores en los Juzgados de lo Social y Mercantil.

Se anuncia por parte del Gobierno un plan de choque a fin de señalar todos los juicios suspendidos y seguir con los señalados actualmente para cuando se levante el Estado de Alarma. También, se prevé adoptar medidas concretas ante la certidumbre de un incremento previsto que va a ser exponencial en determinados ordenes de las distintas jurisdicciones.

Dicho lo anterior, no estamos de acuerdo con que el mes de agosto sea totalmente hábil dada la carga que los graduados sociales llevamos encima. En estos momentos, se hace muy difícil el poder compaginar nuestra tarea diaria con la preparación que todo juicio conlleva.

Una vez más, los graduados sociales hemos realizado nuestra aportación, tanto con el CGPJ, como con el Ministerio de Justicia y la Comisión Judicial de Seguimiento COVID-19 del TSJ de la Región de Murcia, a fin de aportar aquellas soluciones que consideramos imprescindibles para una JUSTICIA más eficaz y ágil, ahora que es tan necesario dar respuesta a los justiciables.