Mediante el RDL 1/2015, de 27 de febrero se establece una nueva bonificación o reducción de las cuotas a la Seguridad Social por las nuevas contrataciones indefinidas, ya sean a jornada completa o a tiempo parcial (en este caso tiene que ser superior al 50% de la jornada habitual de trabajo para un trabajador a jornada completa).

El ahorro para la empresa consiste en que los primero 500 euros del salario de ese trabajador no cotizarán a la Seguridad Social por la parte correspondiente a contingencias Comunes.

¿Qué supone esto para las nuevas contrataciones?

Más información aquí