El Congreso aprobó en su sesión de ayer la nueva ley de trabajo a distancia, que endurecerá hasta un 20% las sanciones por infracciones en materia laboral que impone la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, hasta un máximo de casi un millón de euros.

El informe de la Ponencia parlamentaria que ha analizado este proyecto de ley ha incorporado esta enmienda impulsada por las formaciones del Gobierno, el PSOE y Podemos.

Con ella, la cuantía de las sanciones de la Inspección se elevarán hasta un 20%, por lo que la sanción más elevada podría llegar hasta los 983.736 euros, cuando el importe más cuantioso se quedaba en 819.780 en la vigente ley.

El PSOE y Podemos justifican esta revisión de las sanciones recogidas en la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social “para garantizar su eficacia, con respecto al principio de proporcionalidad”.

Las cuantías incluidas en esta ley, recogidas en un texto refundido del año 2000, han sido objeto de una única revisión, en el año 2007.

En todo caso, según recoge otra enmienda incluida en el proyecto a instancias del PSOE y Podemos, las infracciones cometidas con anterioridad a la entrada en vigor de la ley, y por ende, del nuevo régimen sancionador, se sancionarán conforme a las cuantías previstas hasta entonces.

El proyecto de ley, que procede del Real Decreto-ley que el Gobierno aprobó en septiembre, incorpora también enmiendas de Vox, Cs y ERC, si bien las de las dos primeras van dirigidas a adaptar el contenido de la ley a la regulación ya prevista en Decretos posteriores, como otras impulsadas por PSOE y Podemos, o apreciaciones de carácter técnico.

La nueva ley incluye cuatro enmiendas de ERC dirigidas a la regulación del teletrabajo por personas con discapacidad, con el fin de asegurar que los medios, equipos y herramientas sean universalmente accesibles.

También otra para considerar al domicilio de referencia el que figure en el contrato de trabajo o, en su defecto, el de la empresa o centro o lugar físico de trabajo para considerar la autoridad laboral competente.