Con este nuevo incremento del 3,2%, el Gobierno de Pedro Sánchez acumularía un aumento del 35,9% desde 2018

El Gobierno ha propuesto este lunes a la patronal y los sindicatos aprobar una subida del 3,2% en el Salario Mínimo Interprofesional, que pasaría de los 965 euros en catorce pagas (13.510 euros anuales) en que se sitúa desde el pasado 1 de septiembre hasta los 1.000 euros (14.000 euros anuales).

El incremento, de 35 euros, entraría en vigor con efecto retroactivo desde el 1 de enero de 2022, según ha traslado el Ministerio de Yolanda Díaz a los agentes sociales.

Si esta subida se lleva a cabo, el Gobierno de Pedro Sánchez acumulará un aumento del 35,88% en el SMI desde el año 2018: en 2019 lo subieron de 735,9 euros a 900 euros, en 2020 a 950 euros y en septiembre de 2021 lo elevaron hasta 965 euros.

La ministra ha explicado que, en línea con lo que recomendó el grupo de expertos que ella constituyó para subir el SMI, su objetivo era incrementarlo en una horquilla de entre 22 y 40 euros. Dado que el Gobierno no ha querido aclarar inicialmente su propuesta, los agentes sociales han entendido que el SMI se situaría en 996 euros, en la media aritmética entre 987 y 1.005 euros.

Sin embargo, fuentes del Ministerio han aclarado después a la prensa que su propuesta era elevarlo a la cifra simbólica de 1.000 euros, que es además lo que exigen los sindicatos.

La norma será analizada por los agentes sociales aunque para aprobar este incremento no es necesario el acuerdo en el diálogo social, tal y como ha recordado la ministra. El Gobierno únicamente debe consultarles e interesarse por su opinión, pero puede legislar sin que estén de acuerdo.

El miércoles terminará el diálogo

“Ya veremos si la decisión acaba con acuerdo tripartito o acuerdo bipartido, pero lo importante es que haya diálogo social (…) Los sindicatos quieren más y los empresarios quieren menos, y yo siempre hago de equilibrio entre ellos”, ha apuntado la ministra, que ha vuelto a convocarles para el próximo miércoles con el objetivo de aprobar la medida lo antes posible.

De hecho, CCOO ha advertido de que previsiblemente el miércoles terminará el diálogo, tanto si hay acuerdo como si no lo hay. Los sindicatos han insistido en que el SMI debe subir a 1.000 euros, mientras que la CEOE y Cepyme no han querido hacer comentarios.

“Como se ha demostrado frente a las voces agoreras, es una herramienta que mejora la economía en su conjunto”, ha destacado y ha presumido también de que “sólo hay dos países que no han subido el SMI en Europa, lo que indica que todos vamos en la misma dirección: proteger a los que menos tienen”.