A partir del 28 de marzo, los casos confirmados leves y asintomáticos no tendrán que realizar aislamiento

La Comisión de Salud Pública ha actualizado la Estrategia de Vigilancia y Control frente a la covid-19. A partir del 28 de marzo, los casos confirmados leves y asintomáticos no tendrán que realizar aislamiento. Se modifica también la realización de pruebas diagnósticas, que se centrará en mayores de 60 años, inmunodeprimidos, embarazadas, sanitarios y casos graves.

La Comisión de Salud Pública dio luz verde este martes a la nueva estrategia que normalizará la covid a partir del próximo 28 de marzo, cuando se eliminarán los aislamientos de las personas asintomáticas y leves y dejarán de hacerse pruebas con carácter general.

Así lo han decidido finalmente los directores generales de Salud Pública del Ministerio de Sanidad y de las comunidades en una reunión en la que han establecido que a partir de esa fecha las pruebas diagnósticas se centrarán en mayores de 60, inmunodeprimidos y embarazadas; de ámbitos vulnerables —sanitarios y sociosanitarios—; así como casos graves, en los que se focalizará a partir de ahora la vigilancia.

En relación al control de la covid-19, los casos confirmados leves y asintomáticos no realizarán aislamiento y los contactos estrechos no realizarán cuarentena. En este sentido, se emitirán recomendaciones dirigidas a las medidas preventivas como la utilización de mascarilla en todos los ámbitos y evitar contacto con personas vulnerables.

La nueva estrategia de seguimiento y control entrara en vigor el próximo lunes siempre y cuando los indicadores de utilización de servicios asistenciales se encuentren en nivel de riesgo bajo, han informado a EFE fuentes de este órgano.

De la misma forma, seguirá en vigor mientras no se produzca un cambio significativo en la tendencia que indique una circulación no controlada del SARS-CoV-2 o bien un cambio en la situación epidemiológica que requiera restablecer algunas medidas.