Hastas el 30 de septiembre se encuentra abierto el plazo de subvenciones destinadas a la realización de inversiones productivas y tecnológicas COVID-19, que tienen una cuantía máxima de 15.000 y cuya intensidad depende del tipo de empresa que se trate:

  • Empresas medianas: Hasta un 50% sobre costes elegibles
  • Pequeña empresa: Hasta el 65% sobre costes elegibles
  • Microempresas y autónomos: Hasta el 85% sobre costes elegibles

La definición de Pyme está disponible en el artículo 2 de las bases reguladoras de esta ayuda: enlace AQUÍ 

Beneficiarios:

Autónomos o personas jurídicas, comprendidas en la definición de PYME, que se enfrentan a una falta de liquidez o a otro tipo de perjuicios significativos a raíz del COVID-19, y, en general, cuyos resultados económicos se vean afectados como consecuencia del estado de alarma decretado a raíz del COVID-19, que realicen inversiones en centros de trabajo radicados en la Región de Murcia, siempre que tenga su sede social en España, y dedicadas a cualquier sector de actividad.

Gastos elegibles:

Adquisición de activos materiales e inmateriales nuevos, sin limitación en cuanto a su importe, provenientes de terceros para la modernización productiva necesaria para:

– Incorporación de las empresas a fórmulas de teletrabajo y nuevos sistemas de comunicación.
– Inversiones de elementos de protección y seguridad necesarios para poder llevar a cabo la actividad económica evitando posibles contagios de coronavirus.

El plazo de realización de los proyectos e inversiones aprobadas comenzará desde el 1 de marzo de 2020 y hasta 6 meses desde la notificación de la Resolución de Concesión de Ayuda. Este plazo podrá ser ampliado en 3 meses siempre y cuando se acredite la realización de al menos el 25% de la inversión aprobada.

Quedan excluidas las compras de terrenos, edificios, elementos de transporte exterior y obra civil.