El ministro de Seguridad Social asegura que las negociaciones “están muy avanzadas”, y se atreve con una fecha de implantación.

Las negociaciones del nuevo sistema de cotización por ingresos reales para los trabajadores autónomos están tan bien encaminadas que desde el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones se atreven con una fecha de implantación.

Se prevé que el Plan de Recuperación y Resiliencia, que recoge la cotización por ingresos reales de los trabajadores autónomos, esté listo antes de junio de 2022. No sólo eso. Ya se sabe, incluso, cómo sería el funcionamiento exacto del sistema para determinar dichos ingresos.

Con la nueva propuesta, según ha avanzado Escrivá ante la Comisión de Trabajo, Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Senado, los autónomos deberán enviar anualmente a la Seguridad Social los rendimientos reconocidos en sus declaraciones tributarias.

Informe a la Seguridad Social

El Ministro ha recordado que sería en noviembre cuando los trabajadores autónomos tendrán que hacer llegar dicha información a la Seguridad Social. Una vez la Tesorería la reciba, comparará las bases de cotización provisionales con los rendimientos netos. A continuación se procederá a la regularización de las cuotas o bien mediante la devolución de las mismas o a través del ingreso de las diferencias.

Actualmente también se está estudiando incluir en este plan a autónomos societarios, en estimación directa, objetiva y atribución de rentas. Faltaría determinar la situación en la que quedarían los familiares colaboradores y los religiosos.

13 bases de cotización

En febrero el Gobierno presentó a las principales organizaciones de autónomos un plan para permitir la cotización por ingresos reales. La propuesta contemplaba que los autónomos pudieran elegir entre 13 bases de cotización provisionales a la Seguridad Social en función de su previsión de rendimientos netos.

Según Escrivá, están trabajando por conseguir “el máximo consenso en el marco del diálogo social”. No obstante, apunta que de hacerse el cambio ya, el 70% de los trabajadores autónomos “cotizaría menos a la Seguridad Social de lo que cotiza hoy”.

Solo en el año 2019, unos 1,3 millones de autónomos tuvieron unos rendimientos netos por debajo del Salario Mínimo Interprofesional, Por el contrario, un 54% de los autónomos, esto es, 1,6 millones de profesionales registraron ingresos superiores a los 12.600 euros.