El Consejo de Ministros da luz verde al proyecto de ley, que inicia su trayecto parlamentario.

El Consejo de Ministros ha dado luz verde a mandar al Congreso el proyecto de ley que permitirá activar los nuevos fondos de pensiones de empleo de promoción pública. Un proyecto en el que se han hecho cambios hasta última hora para seducir a las empresas.

De hecho, según ha explicado José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, en la rueda de prensa posterior al cónclave ministerial, se han dispuesto numerosos incentivos para animar a trabajadores y empresas. Concretamente, en el segundo caso, se ha decidido reintroducir “las no cotización de las contribuciones empresariales a la Seguridad Social” para que las compañías desarrollen planes colectivos de empleo para rentas bajas y medias.

Este incentivo, según explican desde Seguridad Social, existía hasta 2013. Si prospera el proyecto de Seguridad Social, las empresas tendrán acceso a exoneraciones de hasta 115 euros al mes por empleado (unos 1.380 euros al año). Esto supone, según el Ministerio, un ahorro de 400 euros por trabajador.

IRPF

Por otro lado, el proyecto de ley establece una mejora en la deducción del IRPF para los autónomos. En concreto, este colectivo tendrá derecho una deducción de 5.750 euros al año, “más del triple de la vigente actualmente”.

También se han establecido “importantes incentivos para el trabajador”, que podrá aportar más de lo que lo hace la empresa con unos límites que se establecen en función de la contribución empresarial.

Cabe recordar que, a pesar de estas medidas, sindicatos y patronal han decidido no avalar la iniciativa legislativa que inicia su camino en el Congreso.