La reducción se aplica a partir del sexto mes de la prestación y se plasmará desde la nómina de septiembre

Los trabajadores que estén en ERTE de fuerza mayor desde el marzo pasarán a cobrar mensualmente el 50% de la base de cotización a partir de octubre, no el 70% que venían recibiendo hasta el momento. La reducción afectará a miles de receptores, con empleados de sectores como el turismo, la hostelería y los servicios entre los más perjudicados, ya que no han recuperado la actividad previa al virus ni reincorporado a las plantillas.

La modificación del pago estaba prevista por ley al cumplirse seis meses desde el inicio del cobro. La normativa que se aplica para la reducción es la que consta en la Ley General de la Seguridad Social, donde se plasman las modificaciones que hizo el gobierno de Mariano Rajoy en el 2012, en plena crisis por la Gran Recesión. Hasta ese momento, al llegar a los seis meses se pasaba a cobrar el 60% de la base en las prestaciones de desempleo, no el 50% que rige desde entonces.

“El importe diario de la prestación contributiva por desempleo total depende de la base reguladora. Esta se calcula teniendo en cuenta la base por contingencias profesionales de los 180 últimos días cotizados. El importe diario de la prestación durante los 180 primeros días será el 70% de la base reguladora; a partir del día 181 (más de seis meses) hasta el final de la prestación será el 50%”, se recoge en la web del SEPE.

Esto supone que de 100 euros de base de cotización se pasen a cobrar 50, y no 70 como hasta ahora. El cambio se dará en la nómina de septiembre, a ingresar en octubre. “El pago de la prestación se realizará por mensualidades de 30 días o por el periodo inferior que, en su caso, corresponda, entre los días 10 y 15 del mes inmediato siguiente al mes del devengo”, expone el SEPE.

Mañna 4 de septiembre están convocados en Palma el Gobierno, los sindicatos y la patronal para tratar una extensión de los ERTE por coronavirus, que hasta ahora estarán vigentes hasta septiembre, y podría cerrarse algún tipo de acuerdo para que los pagos se mantengan en el 70% de la base. En la actualidad hay unos 700.000 trabajadores en situación de ERTE, según cifras ofrecidas desde el Ejecutivo.