Ejecutivo, patronal y sindicatos desbloquean la negociación al límite del plazo
Se han salvado los escollos con la patronal en la parte de Seguridad Social
Escrivá proponía recortar considerablemente ya las exenciones de cuotas

El Gobierno y la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) han llegado este miércoles a un principio de acuerdo para prorrogar hasta septiembre los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

Fuentes del diálogo social han asegurado que los “escollos” que había con la patronal en la parte de Seguridad Social para la prórroga de los expedientes -concretamente en las exoneraciones en la cotización de los trabajadores- se han salvado, logrando Gobierno, empresarios y sindicatos desbloquear las negociaciones en la reunión celebrada esta tarde.

Las nuevas condiciones irán al Consejo de Ministros extraordinario previsto a las 16:30 horas de este jueves, el plazo límite, con el objetivo de aprobar la nueva prórroga, que llegaría hasta el 30 de septiembre.

Así quedan las exoneraciones tras el pacto:

Dentro de las tres categorías de ERTE, el acuerdo contempla que en el caso de los de impedimento, a los que se acogen las empresas de cualquier sector que no puedan tener actividad por restricciones sanitarias, las exoneraciones se mantendrían en el 100% para empresas con menos de 50 trabajadores y en el 90% para aquellas con más de 50.

En lo que respecta a los ERTE de limitación, en los que las empresas pueden abrir pero con limitaciones, las exoneraciones previstas serán del 85% en junio y julio y del 75% en agosto y septiembre para las empresas de menos de 50 trabajadores. En el caso de empresas con más trabajadores en plantilla las exenciones serán del 75% en junio y julio y del 65% en agosto y septiembre.

Por último, en los ERTE en los sectores ‘ultraprotegidos’ y empresas de su cadena de valor, donde existían las mayores discrepancias entre el Gobierno y los agentes sociales, el principio de acuerdo prevé que las exoneraciones sobre los trabajadores activados sean durante lo cuatro meses hasta el 30 de septiembre del 95% en las empresas de menos de 50 trabajadores y del 85% para aquellas con más plantilla.

Asimismo, las exoneraciones sobre los trabajadores suspendidos serán del 85% en los meses de junio, julio y agosto y del 70% en septiembre para las empresas con menos de 50 trabajadores. En el caso de compañías con más de 50 empleados serán del 75% en los tres primeros meses y del 60% en septiembre.

El acuerdo, según la patronal de la pequeña y mediana empresa, abre un nuevo periodo hasta el 30 de septiembre, fecha en la que se podrá determinar la capacidad que han tenido las empresas para reincorporar a los trabajadores y en la que se deberá considerar de forma inaplazable la negociación de las sanciones sujetas a la cláusula de mantenimiento del empleo con el fin de evitar en lo posible quiebras empresariales debido a la imposibilidad de adaptación sobre todo en pymes.