Se trata de elaborar un Estatuto del Becario para proteger los derechos de las personas que realicen prácticas.

Madrid, 22 abr (EFE).- El Ministerio de Trabajo y los agentes sociales abrieron el pasado viernes la negociación para elaborar el Estatuto del Becario, una regulación que busca proteger los derechos de las personas que realizan prácticas no laborales.

En un comunicado, Trabajo señala que en la primera reunión de esta mesa de diálogo social se ha hecho un planteamiento general sobre las líneas que va a seguir la propuesta del Gobierno y se ha pedido a las organizaciones que trasladen sus planteamientos.

En declaraciones remitidas a los medios, CCOO ha valorado que se aborde la regulación de los derechos “de más de medio millón de becarios en España” y han avanzado que entre sus propuestas está que se establezcan “compensaciones de gastos” en aspectos como “el transporte, la comida o el alojamiento”.

La mesa, presidida por el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey y con participación de los sindicatos CCOO y UGT y las patronales CEOE y CEPYME, aborda la elaboración del Estatuto del Becario dando cumplimiento a una disposición de la reforma laboral que preveía el inicio de estos trabajos antes del 30 de junio de 2022.

“Arrancamos los trabajos para conformar el Estatuto del Becario, un hecho muy importante en nuestro país dado que nunca nadie ha otorgado un catálogo de derechos a las personas becarias”, ha destacado en la nota la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.

El objetivo de la mesa, añade Trabajo, es elaborar una norma “que garantice la protección de los derechos que les correspondan a las personas que realizan prácticas no laborales, tanto en empresas como en instituciones, evitando así la precariedad y atajando los eventuales abusos en la contratación bajo la fórmula de los falsos becarios”.

El Ministerio de Trabajo avanza que también mantendrá encuentros para escuchar las aportaciones y demandas de los colectivos de jóvenes y del académico y universitario implicados en esta reforma.

Junto a esto, la nota destaca el trabajo de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social que, desde el año 2020 hasta marzo de este año, ha permitido que aflorasen 3.164 empleos que desempeñaban falsos becarios.