La subida del salario mínimo interprofesional (SMI) es inminente. Ayer la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, anunció que en los próximos días se dará a conocer la subida para este año, congelada desde el 1 de enero. El último Consejo de Ministros del año 2020 aprobó congelar su cuantía en 950 euros mensuales. La oposición frontal de la patronal a una subida del SMI en plena crisis por el coronavirus impidió que el diálogo social fructificase y el Gobierno, en un movimiento liderado por la vicepresidenta económica Nadia Calviño decidió postergar la decisión hasta mediados de 2021, una vez finalizado el estado de alarma. Ese momento ha llegado.

La ministra Díaz ha recordado que que el Gobierno de España, cumpliendo con las recomendaciones europeas, ha desplegado una comisión de expertos “de máximo nivel” que está formando parte del diseño de la nueva estructura salarial. En este sentido, Yolanda Díaz destacó que el Gobierno ha entendido “desde el minuto uno” que la mejor política de rentas para combatir la pobreza laboral era la subida del salario mínimo interprofesional.

Según Díaz, que ha suscrito hoy junto al presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, el nuevo convenio para el desarrollo del Plan Integral de Empleo de Canarias (PIEC), cuenta con un presupuesto de 42 millones de euros y esto ha permitido que 1,5 millones de trabajadores hayan visto mejorada su situación salarial, sobre todo mujeres y jóvenes, lo que demuestra que es “una herramienta muy eficaz, con un enorme impacto de género e igualación social”. La ministra indicó que la subida media de los convenios colectivos para este año oscila entre el 1,5% y el 1,8%. “Por tanto, no es demasiado justo que dejemos a los que más lo necesitan, no congelados, sino con una pérdida de poder adquisitivo”.