Si el programa detecta una posible irregularidad enviará a la Inspección
Desarrolla además una herramienta de información

El Ministerio de Trabajo está desarrollando un algoritmo con diversas variables que comparará el total de horas que pasan los empleados de una empresa en su puesto de trabajo y las horas que el total de la plantilla pueden desarrollar legalmente a la semana.

El algoritmo determinará si el trabajo real es muy superior al que, nominalmente, puede desempeñar la plantilla, lo que suponen horas extras.

De ser así, el algoritmo pondrá sobre la pista a la Inspección de Trabajo para que, si considera que hay suficientes indicios de irregularidades en el tratamiento de las horas extraordinarias, se planifique la visita de un inspector.

Fuentes del Ministerio de Trabajo apuntan que está dentro de lo posible que una vez haya entrado en funcionamiento, actualmente en desarrollo, se pudiese plantear un envío de cartas masivas a las empresas advirtiendo de estas posibles irregularidades como se viene haciendo en los últimos años. De hecho, hace unas semanas se remitieron 83.000 cartas por supuestas irregularidades en el contrato de fijo-discontinuos.